Entender al ELN. Por: Laura Valencia

Laura valencia

El grupo armado envió hace poco un mensaje donde mostraban su intención de una negociación con el Estado colombiano. Se asoma una bandera blanca por parte del ELN, última guerrilla que queda en Colombia, pero desde una posición muy diferente a las extintas FARC. Entender la diferencia de estos dos grupos y conocer las razones de lucha armada que hay detrás del ELN es primordial para poder realizar una negociación. Existe un acuerdo con una guerrilla y por más de que este se puede usar de base, hay varios puntos que no son del interés para el ELN. Empezar una negociación con este grupo puede incentivar un intento de acuerdo con grupos como el Clan del Golfo o AGC.

El ELN nace en 1965 y fue un grupo armado que empezó a infiltrarse por medio de los estudiantes en las universidades. Luego del Frente Nacional, un pacto para garantizar un supuesto poder compartido que excluyó a gran parte de la sociedad, surgieron algunos grupos armados al margen de la ley que no se sentían incluidos en el pacto nacional. El ELN fue uno de los grupos que nace como una respuesta a las demandas sociales que había y a la falta de gobernabilidad del Estado en varias regiones del país. Acá sale a la luz la primera diferencia con las extintas FARC, mientras esta guerrilla tenía una base campesina y del agro, el ELN tenía una base de atender las demandas sociales que el Estado no lograba suplirle a las personas. Tanto así, que en algunos territorios el grupo armado ha sido el responsable de realizar puentes o de proteger a los ciudadanos contra la violencia omnipresente de las zonas rurales del país.

Por otro lado, si el gobierno entrante se sienta a negociar con el ELN debe tener presente que este grupo tiene una asamblea donde las decisiones se discuten y se comunican. El gobierno de Santos se sentó a negociar con los altos mandos de las FARC, ya que ellos eran los que tomaban las decisiones del grupo en la jerarquía. De otro modo, el ELN manda unos representantes pero cualquier decisión y propuesta se discute en la asamblea del grupo. Los diferentes representantes han asistido a los intentos de negociación que han existido desde el gobierno de Uribe, pero nunca han tenido éxito las conversaciones.

Para poder llegar a un acuerdo con este grupo armado es importante que el Estado reconozca el rol que debe adaptar una vez el ELN se desmovilice. Uno de los puntos que ha dejado claro la guerrilla es que no entregarán sus armas, sin embargo, esto no es sinónimo de no estar dispuestos a dejar la lucha armada. Las armas pueden permanecer guardadas, pero la diferencia es que ya no son una opción para alcanzar los objetivos y desarrollos sociales que el grupo tiene como objetivo. Varios países que han tenido negociaciones con guerrillas no han hecho un proceso de entrega de armas. A este grupo no le interesa una participación política como las FARC, pero le incumbe que el Estado supla las necesidades de la sociedad y garantice la seguridad y protección de derechos en los diferentes lugares del país. Básicamente, que sea una figura de autoridad y legitimidad en el territorio. Las últimas negociaciones se detuvieron en el gobierno Duque, debido al ataque por parte del ELN a la escuela de la Policía en Bogotá. Por ende, el grupo debe no solo notificar de su interés por buscar una paz, sino que debe reflejar con actos la voluntad de dejar a un lado la lucha armada. Nuestro país merece negociaciones y pactos que busquen la paz, hemos tenidos una historia manchada de sangre y violencia (de diferentes expresiones) que nos han dejado centenares de víctimas. No hay guerra o justificación alguna que pese más que aliviar el dolor de los testimonios que se escucharon con el informe de la Comisión de la Verdad. Mientras sigan existiendo estos grupos armados es imposible desarrollar un Estado a nivel nacional fuerte y legítimo, también es difícil que con grupos insurgentes presentes haya una implementación completa del Acuerdo de Paz. El gobierno de turno está en el deber de entender las raíces de los grupos armados para poder plantear acuerdos realistas y soluciones que traten las causas que motivaron la creación del grupo. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.