Retos Para el Nuevo Turismo, Por: Sergio Escobar

Sergio Escobar -Columnista- elBogotano

El turismo, de todos los sectores económicos en Colombia, es el más afectado, incluyendo toda la cadena de servicios que le acompaña como hospedaje, agencias de viajes, transporte aéreo, terrestre, fluvial y marítimo. La gastronomía, bares y entretenimiento, ni se diga.

Su recuperación es la más compleja de todas, pues es de integración humana masiva y no solo depende de nosotros mismos como país, como también lo que suceda en otros países. Los principales obstáculos para vencer serán la confianza y la prioridad en el gasto. Asimismo, la reactivación completa del sector no se dará hasta que se pueda disponer de una vacuna contra el virus que despeje los temores al contagio y aunque hay 107 proyectos en curso hasta ahora, solo dos o tres procesos muestran posible éxito a corto plazo.

Lo triste de esta historia de éxito del turismo receptivo en Colombia es que el COVID-19 llegó justo cuando, después de muchos años de esfuerzos, el sector registraba sus más importantes avances donde cada año aumentaba el número de turistas circulando en nuestras calles, visitando nuestras tiendas y sitios de interés turístico. Asimismo, muchas aerolíneas internacionales que no tenían al país en su mapa de rutas decidieron aterrizar en Colombia. Ciudades como Medellin y Bucaramanga que no eran atractivas para el turismo internacional, se convirtieron en destinos importantes. Solo en Medellin, en 2019 llegaron cerca de un millón de visitantes, entre extranjeros y nacionales, a la ciudad y sus alrededores por negocios, congresos, aventura, gastronomía, entrenamiento o curiosidad.

Hoy, los ingresos de esta industria para el presente año particularmente en los meses de abril y mayo cayeron en más del 90% frente al mismo periodo del año próximo pasado afectando dramáticamente a regiones como el Caribe, Bogotá, zona cafetera o las islas del caribe entre otras regiones del país. Colombia hoy por hoy, enfrenta un panorama complejo, pero no menos desafiante para vencer una crisis y demostrar su resiliencia en turismo nuevamente. Se requiere un plan de rescate especial dada las características de cadena de valor que tiene este sector de los servicios.

Algunas ideas podrían ir desde adoptar algunas normas como un régimen especial de suspensión o modificación de los contratos laborales; compensación o subvención de salarios temporalmente para evitar la pérdida de empleos.  Una moratoria mínima de 6 meses de los créditos hipotecarios de los inmuebles vinculados a la actividad turística; o financiación del pago de servicios públicos hasta tanto se reanude la actividad. Asimismo, ser más agresivos y solicitar al Gobierno central eliminar temporalmente el pago del IVA para los turistas nacionales como existe para los extranjeros. Otra idea: aplazar o reducir el monto del pago del impuesto de industria y comercio. También deberían eliminarse temporalmente la sobretasa a la energía eléctrica para toda la cadena de la actividad turística y reducir los costos de las operaciones aéreas en los aeropuertos de todo el país.

Y en temas de promoción, relanzar paquetes para promover turismo local y regional mientras llegan de nuevo los pasajeros internacionales que seguramente no los veremos masivamente por aquí a corto plazo. Igual, crear incentivos al turismo regional que permita visitar a destinos turísticos poco o nada conocidos por los mismos colombianos. Crear corredores verdes regionales seguros en destinos turísticos tradicionales y no tradicionales con sellos de COVID FREE que se volverán muy populares prontamente creando la confianza necesaria para la reactivación del sector.

En materia de congresos y eventos masivos ofrecer condiciones de seguridad extraordinarias y novedosas que generen tranquilidad a visitantes y expositores para asistir en recintos cerrados, tal vez con limitaciones de asistencia presencial, pero manteniendo la actividad. En fin, el imaginario es amplio y la capacidad de innovación es multifacética. La clave estará en la disciplina de todos los actores locales y visitantes en poder generar la confianza necesaria que reactive una industria que no solo trae beneficios de negocios y de empleo sino también satisfacciones sentimentales y aprendizajes infinitas. En este sector como en ningún otro, el país debe generar esfuerzos innovadores. Hemos invertido mucho en infraestructura turística y nos hemos sentido orgullosos de nuestros progresos y visitantes internacionales. Es indispensable trabajar en equipo entre gobierno y sector privado para que Colombia vuelva a estar en el mapa de los visitantes del planeta.

Sergio Escobar

Fuentes: OMT, Bureau de Medellin

2 Comentarios de: “Retos Para el Nuevo Turismo, Por: Sergio Escobar

Leave a Reply

Your email address will not be published.