Cartagena: formula perfecta para el desastre. Por: Valentina Velez

Valentina Vélez-Columnista- elBogotano

Desde que se declaró la pandemia por el COVID19 el dilema permanente en el que han estado los gobernantes ha sido la estabilidad económica versus las vidas de los ciudadanos. La mayoría de los mandatarios, incluido el Presidente de la Republica de Colombia, han optado por decretar estados de emergencia y aislamientos preventivos obligatorios para enfrentar el virus, dándole prioridad a la vida de los ciudadanos. Así mismo se le ha dado libertad a los mandatarios locales para implementar medidas adicionales que refuercen los esfuerzos por mitigar la propagación. A pesar de lo anterior, hoy el distrito de Cartagena se encuentra sumergido en una de las crisis mas angustiantes de su historia.

En la capital bolivarense se han acatado por parte de la alcaldía las ordenes del Gobierno Nacional y adicionalmente se han establecido medidas como el pico y genero, pico y cédula, y toques de queda. A pesar de ello, las cifras de contagio en la Heroica van en aumento como consecuencia de la falta de disciplina y consciencia ciudadana, la floja vigilancia de la policía en algunos sectores de la ciudad, y los desacertados toques de queda que han generado aglomeraciones para abastecerse.

Un segundo factor determinante en la crisis de la ciudad es la grave situación de la red hospitalaria. Utilizada a lo largo de varias administraciones como la caja menor de grupos corruptos de la ciudad, no solo políticos sino también del sector privado, el servicio médico esta desbordado en su capacidad y ha hecho una llamada de auxilio al Gobierno Nacional para poder afrontar la situación. Sin ser suficiente lo anterior, la ciudadanía ha estado denunciando en redes sociales una presunta mafia en las clínicas para pasar factura por los muertos, donde internan pacientes con otras afecciones, los aíslan de la familia, no informan sobre su evolución y días después les comunican que falleció por coronavirus. Ya hay quienes predicen en la ciudad una situación similar a la de Ecuador o Italia: priorizar la atención para quienes pueden sobrevivir, enviar a morir en sus hogares a los que no y cúmulo de cadáveres en los barrios.

El impacto económico se ha sentido de manera inmediata. Reconocida por la infraestructura y los colores de su centro histórico, sus restaurantes con diversidad gastronómica, el mejor entretenimiento nocturno del país, las aguas cristalinas de sus islas y los eventos culturales y empresariales, hacen del corralito de piedra un destino turístico permanente a nivel mundial, impulsando la generación de empleos y el desarrollo económico de la ciudad. Hoy la realidad es otra, las cifras de desempleo y empresas a un paso de la quiebra son alarmantes. Se calcula que menos del 20% de las empresas dedicadas al turismo sobrevivan con recursos propios, a un cuarto mes de aislamiento mientras que los bancos siguen negando los créditos debido al riesgo que representa el sector. Asimismo, el desempleo en el mes de mayo del cursante año en el sector hotelero reportó una afectación del 80% de sus empleados, optando por licencias y suspensiones, llegando a mas de 5 mil empleos perdidos. En igual condiciones se encuentran bares, restaurantes, tiendas de comercio y empresas de eventos, en general todo el sector de servicios.

Para sacar adelante al distrito, son necesarias medidas de impacto enfocadas en cada una de las problemáticas que le están afectando. La implementación estricta de las medidas de aislamiento por parte de la administración con apoyo de la policía en los sectores donde se reportan los focos de infección gracias a la indisciplina civil, la entrega ordenada de las ayudas humanitarias en estos sectores es vital para evitar aglomeraciones y paliar el hambre desesperada; la reapertura del sector de servicios, cumpliendo con los protocolos que se establezcan tanto por el Gobierno Nacional como local, pues llegará el momento en que el Gobierno Nacional no va a poder subsidiar a cada desempleado del país; y, la más importante, la investigación de los entes de control en el manejo de los recursos de la salud de manera permanente y con resultados inmediatos. Aunar esfuerzos y coordinar acciones entre la

ciudadania, los entes territoriales y de control, el sector privado y el sector político guiará a nuestra histórica ciudad a encontrar la luz en estos tiempos oscuros.

4 Comentarios de: “Cartagena: formula perfecta para el desastre. Por: Valentina Velez

  1. Una realidad que desarma cualquier estrategia de las autoridades del gobierno local y del nacional… Conciencia ciudadana más control estricto de la policía son la única luz para la Bella Cartagena

  2. Una realidad que desarma cualquier estrategia de las autoridades del gobierno local y del nacional… Conciencia ciudadana más control estricto de la policía son la única luz para la Bella Cartagena

Leave a Reply

Your email address will not be published.