¿Se suben todos otra vez al bus de James?: Por Nicolás Morales

Nicolás Morales

Uno de los males más comunes en la sociedad es la memoria selectiva. Las personas eligen recordar los buenos momentos mientras que los malos terminan escondidos en el fondo del baúl de los recuerdos. En el fútbol, esto es de las cosas más comunes, pues un jugador puede tener un bajón impresionante en su nivel, pero los goles hacen que al aficionado se le termine olvidando todo. O puede que un jugador abandone una de las mejores ligas y se vaya a una de menor nivel, y la gente lo critique hasta el cansancio, pero vuelve a la selección de su país y es fundamental, y vuelve a ser el ídolo de todos (creo que todos entendieron perfectamente a quien me refiero).

Así es, hablo de Juan Fernando Quintero. Recordemos que el jugador era figura en River Plate, y si me preguntan, la liga argentina ya se le quedaba chica, pero este decidió que su carrera continuara en el fútbol de China, una liga llena de dinero pero bajo nivel futbolístico. En su momento, el público y la prensa lo criticaron, pues es un jugador muy talentoso que podría estar en una mejor liga, pero cuando lo volvieron a llamar a la Selección Colombia, la gente lo veneraba, lo pedían de titular, y le daban todo su cariño y afecto. 

Ah, pero toda esa gente lo pedía de titular así no tuviera ritmo de competencia ¿o se les olvida que en las últimas fechas, Quintero estaba entrenando con el Medellín? y entonces me surge la pregunta ¿todos volverán a subirse al bus de James Rodríguez ahora que empezó a tener regularidad en Catar? Creo que James ha sido el jugador que más han crucificado a lo largo de su carrera, y si, ha tenido sus embarradas, pero es un ídolo, es un jugador con demasiado talento, y Colombia no puede darse el lujo de no tenerlo en sus filas nuevamente. Además, ante la evidente falta de creación que mostró la selección en las últimas fechas, un jugador como el del Al-Rayyan es más que bienvenido. 

Usemos la memoria y viajemos a los dos años siguientes después de la lesión de Falcao García que lo dejó fuera del Mundial 2014. Mucha gente prefiere no recordarlo, pero el Tigre tuvo un par de temporadas para el olvido con el Manchester United y el Chelsea. No rindió, y las lesiones lo plagaron constantemente. Sin embargo, después con el Mónaco volvió a ser figura, pero no sin también sufrir algunos calvarios por lesiones. A pesar de todo eso, Falcao sigue siendo el ídolo de Colombia, pese a las lesiones y algunas sequías goleadoras, la gente lo sigue pidiendo. Incluso después de que algunos periodistas lo calificaran como un exfutbolista, hoy lo veneran y alaban. Nuevamente ese maravilloso uso de la memoria selectiva, que cosa tan excepcional es recordar las cosas de forma completa y traer a colación casos similares al de James que ya han ocurrido en el pasado.

No digamos mentiras, en Colombia no es que haya abundancia de cracks. Hay jugadores muy buenos, pero los talentosos como James, Falcao, el Pibe, Asprilla y unos cuantos otros, no surgen en cada generación, y hay que aprovechar al máximo cuando los tenemos. Espero que en noviembre, si James es convocado y la selección rinde con él en la cancha, la afición le dé el “tratamiento Quintero”, y vuelva a hacerlo sentir el ídolo que es. Si Juanfer jugando en la liga de China, entrenando con el Medellín y sin jugar partidos oficiales, fue pedido a gritos por la afición, sería únicamente justo que con James teniendo regularidad en Catar, la gente respondiera igual. En otras palabras, que los goles y su influencia hagan que la gente se olvide de todo lo demás. Amanecerá y veremos, como dicen por ahí. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.