Piedad Córdoba anuncia su retiro de la política

piedad cordoba

A través de una entrevista al programa ‘Un Toque de Romero’ del canal regional Telemedellín; la exsenadora y excandidata presidencial, Piedad Córdoba, anunció al país su retiro oficial de la política. La decisión la tomó después de las elecciones de 2018 y tras sufrir una fuerte depresión en 2019.

"Yo me quemé mucho políticamente por esa lucha tan tenaz porque se acabara la guerra. Yo jamás me retiré del Partido Liberal, no volví por el manejo que se le dio, pero yo me dediqué mucho a trabajar con los sectores alternativos", afirmó.

La exsenadora agregó que: "Para mí fue muy duro que, cuando yo requerí el apoyo para la candidatura,  todos los sectores alternativos me dieron la espalda; eso fue un golpe emocional muy fuerte".

La exsenadora antioqueña argumentó sentir una gran decepción, por las formas en que se hace política en el país; mencionó la gran afectación personal de su fallida campaña a la presidencia, en la que, según ella, asesores políticos cercanos de su equipo trabajaron al mismo tiempo en la campaña de Gustavo Petro.

“Tomé la decisión de renunciar y entré en una depresión muy fuerte, pues sentí que tiré por la cañería un prestigio político y muy cercano a la gente, incluso terminé recluida en una clínica en La Habana por pérdida del conocimiento”, anunció Córdoba.

Piedad Córdoba y las FARC

El 27 de septiembre de 2010 se conoció la decisión de la Procuraduría General de la Nacional en la que destituía e inhabilitaba a Piedad Córdoba. El argumento del procurador Alejandro Ordoñez se relacionó con un material probatorio que inculpaba a la exsenadora de tener vínculos directos con las FARC. Tales pruebas fueron recuperadas de los computadores del abatido jefe guerrillero Luis Edgar Devia Silva, alias “Raúl Reyes”, en medio de la operación Fénix en 2008, basado en informes presentados por la Interpol, del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) y la Dijin, sobre la autenticidad de esos medios electrónicos. En esos computadores se hacia una referencia de la exsenadora Córdoba como “Teodora Bolívar”.

“(…) la senadora emitió consejos al grupo de las FARC relacionados con no enviar videos de personas secuestradas por el grupo insurgente a cambio de grabaciones de voz de los mismos, con el fin de adoptar una mejor estrategia en la búsqueda de sus objetivos (…) dio información a este grupo al margen de la ley sobre temas diferentes a la liberación de los secuestrados, entre ellos, posibles donaciones de gobiernos extranjeros a departamentos colombianos (…) instruyó y solicitó a las FARC que suministraran pruebas de vida de los secuestrados con el fin de favorecer a gobiernos de otros países (…) ejerció actos de promoción con el fin de favorecer los intereses del grupo subversivo. (…) pero fue absuelta por el cargo de «traición a la patria.”, se lee en el fallo.

Sin embargo, en 2016 la referida sanción fue invalidada por el Consejo de Estado luego de argumentar que las pruebas recogidas por la Procuraduría habían sido obtenidas de forma ilegal. El Ministerio Público en cabeza de Fernando Carrillo determinó que se le deberá pagar $1.800 millones COP (USD $ 622.000) a la exsenadora Córdoba por su destitución.

La sentencia de agosto de 2016 relata que Córdoba “no cometió ninguna falta disciplinaria”, y concluye que no se tiene alguna relación delictiva de la entonces senadora liberal con las FARC.

Tras el fallo y con la idea clara de su postulación a la presidencia de Colombia, Córdoba se dirigió hasta la Cuba, a la tumba de Fidel Castro y dijo, “he querido venir a decírselo porque necesito de su acompañamiento, para que ilumine con su energía y me dé la fuerza y la resistencia para una tarea que va a ser muy difícil”, fue citada por el portal oficialista castrista Cuba debate.

Fuentes: PanAm Post y La FM

Leave a Reply

Your email address will not be published.