Madre e hija indígena murieron por explosión de mina antipersona

En el municipio de Mirondó, Antioquia madre e hija resultaron víctimas mortales de la explosión de este dispositivo.

Con 22 años de edad y con su hija recién nacida, ambas pertenecientes a la comunidad Embera Eyabidá, se encontraban realizando ejercicios de agricultura en la comunidad de Bachidubi del resguardo Rio Murindó. Mientras se desplazaban, entraron a un campo minado donde detonaron la mina antipersona. La muerte fue inmediata.

El acontecimiento se da días después de que la comunidad Embera fuera amenazada a través de panfletos del ELN donde se les advierte que se volverán a instalar explosivos de manera indiscriminada como respuesta a una "incursión paramilitar que buscaría retomar el control armado territorial de la zona que estuvo históricamente ocupada por las FARC" señaló la Organización Indígena de Antioquia. Desde el 2020, han fallecido nueve indígenas gracias a la explosión de minas antipersona entre los municipios de Dabeiba, Murindó, Cáceres y Frontino.

Leave a Reply

Your email address will not be published.