La deslealtad de Roberto Steiner.

Se rumora que Roberto Steiner es la principal talanquera para que el actual ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, llegue a la gerencia general del Banco de la República porque estaría apoyando al reconocido samperista Leonardo Villar.

Dice el adagio popular que lo malo de las roscas es no estar en ellas y ese es el caso del economista Roberto Steiner. Ha estado en todas. Ha hecho parte de la puerta giratoria entre academia, gobierno, gremios y organismos multilaterales que para nada es conveniente en la política económica nacional.
Su esposa, Patricia Correa Bonilla, es cercana al expresidente Juan Manuel Santos Calderón (que fue un puestero consumado). En la época que él fue ministro de Hacienda de Andrés Pastrana Arango la llevó a la Superintendencia Financiera.
Es decir que Steiner y su esposa han estado en todas las roscas. Pasan por la academia, luego se dan una vuelta por el gobierno, asumen la vocería de un gremio y terminan en un organismo multilateral, como en este caso el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Rosca familiar
Lo de Steiner y su esposa es la tapa. Con el respaldo del expresidente Álvaro Uribe Vélez, el reputado economista llegó a representar al país ante el FMI. Reemplazó a Roberto Junguito, quien regresó al país en 2002 a ser ministro de Hacienda de Uribe.
Al mismo tiempo, Uribe mantuvo a la esposa de Steiner en la Superintendencia Financiera hasta diciembre de 2002, cuando la alta funcionaria renunció para irse a Estados Unidos a seguir disfrutando la buena vida ya que su esposo estaba en el FMI.
La rosca lo llevó a ser miembro de la Junta Directiva de Ecopetrol entre 2011 y 2016. Y el santismo lo reclutó para que promocionara al país en el exterior. A finales de noviembre de 2017 estuvo en la Embajada de Colombia en Turquía hablando del panorama macroeconómico de Colombia y las oportunidades que ofrece un escenario de posconflicto. ¿Cuánto le habrán pagado por la conferencia?
En su análisis, Steiner habló a empresarios turcos sobre las “maravillas” que sucederían en el país si se firmaba un acuerdo de paz con las Farc. Resaltó las “oportunidades” que se generarían en los sectores de la agroindustria y la infraestructura en un contexto de posconflicto. Algo que, por supuesto, no ha sucedido porque una buena parte de los guerrilleros volvió al monte liderados por Iván Márquez, Romaña, Santrich y otros “buenos muchachos”.

Generosidad de Duque
En un acto de generosidad, el presidente Iván Duque Márquez lo nombró en la Junta Directiva del Banco de la República en reemplazo de Juan Pablo Zárate (quien había sido designado como codirector en 2009 por el entonces presidente Álvaro Uribe).
Sin embargo, como quien ha estado en todas las roscas, pasado por diversos gobiernos y disfrutado de la burocracia, pagada en pesos y en dólares, se rumora que Roberto Steiner es la principal talanquera para que el actual ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, llegue a la gerencia general del Banco de la República.
¡Insólito! De acuerdo con lo que se comenta en los círculos cercanos a la Junta Directiva del Emisor, Steiner estaría apoyando a Leonardo Villar, quien empezó su carrera en la burocracia estatal con el apoyo de Ernesto Samper Pizano, el presidente del Proceso 8000.
Esa ayuda estaría direccionada por el mismo Samper y por Juan Manuel Santos, que pasaron de ser enemigos a socios durante el mal llamado proceso de paz con las Farc. No se puede olvidar que varios ministros de Santos, que eran de origen samperista, fueron negociadores en esa pantomima que se prolongó durante varios años en La Habana.

Samper, el mentor de Villar
Leonardo Villar fue viceministro de Hacienda durante el polémico gobierno de Ernesto Samper, quien fue acusado de haber recibido millones de dólares del Cartel de Cali para llegar a la Presidencia de la República.
Ese gran mentor llevó a Villar al Banco de la República como codirector y en esa Junta Directiva se atornilló durante 12 años. En 2018, el presidente Duque lo designó como representante de Colombia ante el FMI por expresa petición de Alberto Carrasquilla (el mismo cargo que tuvo Steiner durante el gobierno de Uribe).
Ahora lo están postulando para ser gerente general del Banco de la República, lo que se traduciría en el retorno de los años aciagos que se vivieron en materia económica durante el gobierno de Samper.
Al final, ¿por quién se decidirá Steiner? Cría cuervos y te sacarán los ojos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.