La Adaptación será la clave.

Sergio Escobar -Columnista- elBogotano

El tema de moda, y no podía ser otro, es la pandemia. Se habla de todo. Desde las teorías de cómo se originó y en donde; hasta cuánto durará; en fin, todo es importante ahora y ni más faltaba. Esta pandemia ha obligado a que cerca de la mitad de los habitantes del planeta estén encerrados; cerca del 70% de la actividad económica se vea disminuida o paralizada; varias elecciones en algunos países han sido canceladas o aplazadas.

De ahí que se ha venido discutiendo en varios foros de la conveniencia de construir una conversación sobre el futuro trabajo que las ciudades y las regiones en todo el mundo tendrán para responder a las expectativas de sus ciudadanos.

Esto temas se plantearon recientemente en un diálogo interactivo con participantes del Consorcio de Gobiernos Autónomos Provinciales de Ecuador CONGOPE, Ciudades Unidas de Francia, la Asociación de Municipios de Indonesia, la Asociación Italiana de Ciudades y Regiones de Europa y la Asociación Turca de Municipios, entre otras asociaciones y por Colombia se interesó el Centro de Estudios Internacionales Estratégicos MEDELLIN GLOBAL, en el marco de un análisis de Ciudades y Gobiernos Locales unidos CGLU con el apoyo de la ONU Hábitat.

Los participantes discutieron cómo se verá el mundo en los próximos años, enfocándose en cómo la solidaridad y la cooperación descentralizada entre la ciudadanía y el diálogo entre los gobiernos nacionales de un lado y los gobiernos locales y regionales del otro. Esto es clave para resolver los desafíos actuales y futuros donde la provisión de servicios públicos varios sin las fuentes habituales de ingresos son una gran preocupación para muchos gobiernos locales.

Las organizaciones civiles, el sector empresarial y la academia hacen un buen papel inicial de amortiguar los primeros efectos de esta crisis, a través de donaciones con recursos no reembolsables, o en especie, síntoma de una sociedad solidaria, incluyente y con sentido de pertenencia, características propias de supervivencia como comunidad. Y es que el Estado no puede hacerlo todo solo. Necesita de sus ciudadanos.

Ahora, lo más importante en la etapa de recuperación, es el trabajo en equipo para solucionar con sentido socioeconómico una garantía de recuperación integral que tomará mucho tiempo. Y es que se descubrirán muchas cosas después de salir de la crisis. ¿Cuáles nuevos productos y servicios se estarán desarrollando? ¿Cuáles serán los desafíos económicos, sociales y políticos originados de la crisis? ¿Cómo replicar los enfoques y metodologías locales para enfrentar futuras crisis? ¿Las ciudades y sus habitantes habrán podido adaptarse a un nuevo contexto?

Y es precisamente en la adaptación donde estará el éxito de haber superado a una crisis como la actual. El comprender que existe otras formas de convivencia y de desarrollo permitirán abordar estas preguntas para satisfacer las necesidades de los ciudadanos y que se garantice la eficiencia en su aplicación. Mirando hacia el futuro, esta crisis deberá ayudarnos a determinar una verdadera agenda de desarrollo de ciudad y de region.

Sergio Escobar, @sergioes11 de @MGCeie

Fuentes: CGLU, ONU Habitat

Leave a Reply

Your email address will not be published.