“El valor de los contratos está sustentado en mi formación académica y en mi experiencia profesional”: Natalia Bedoya Rendón.

Las aseveraciones del Represente a la Cámara, David Racero, son injuriosas y calumniosas. Hacen parte del mismo modus operandi que utilizó hace dos años, cuando puso en tela de juicio mi hoja de vida, por el simple hecho, de mi filiación política. Este es un debate reiterativo que ya se dio, y en el cual, quedó probado que los ataques de Racero, carecen de fundamentos y obedecen a razones personales.

Bogotá, 26 de abril de 2021.- Tras los reiterativos ataques en redes sociales del Representante a la Cámara, David Racero, en el cual hace calificativos como, por ejemplo: “deficiente capacidad” y en donde expone los contratos de prestación de servicios, que son de conocimiento público, la abogada Natalia Bedoya Rendón aseveró que se trata de un ataque personal y que las afirmaciones de Racero, no tienen sustento jurídico, pues el valor de los contratos están sustentados en su formación académica y experiencia profesional”.


“Son injuriosas y calumniosas sus aseveraciones; siempre con el mismo propósito, señalarme por mi filiación política, a pesar de cumplir los requisitos de Ley. Más de siete años de experiencia profesional, un pregrado, un posgrado y una maestría en curso. Este es un debate reiterativo, que ya se dio y en el cual, quedó probado que los ataques de Racero, carecen de fundamentos y obedecen a razones personales”, dijo Bedoya Rendón.


Igualmente argumentó “mi contrato no tiene diferencia alguna con el resto de contratos de prestación de servicios de las entidades señaladas, en donde hay profesionales con la misma experiencia y hoja de vida académica, devengando en igualdad de proporciones”.
Bedoya Rendón invitó al Representante Racero a desmovilizarse de tanto odio y lo exhortó a que refresque su memoria, recordando que no es delito trabajar con el Estado, así como lo hizo él y su familia con la Colombia Humana.
“La ejecución de los contratos está sustentada con los soportes, mes a mes, de acuerdo a las exigencias de cada entidad y en el marco legal. Si lo que el señor Racero quiere demostrar es mi capacidad profesional, lo invito a que lo haga. Sí lo que le molesta es mi filiación política, lamento decirle que no va a cambiar. Y como cualquier colombiana tengo derecho a trabajar”, finalizó Bedoya Rendón.

Leave a Reply

Your email address will not be published.