El fútbol en Colombia en vilo: Situación de orden público hace imposible que se juegue el torneo local

Principalmente en el Valle del Cauca los disturbios y protestas son a una escala más fuerte que en todo el país.

Continúa el paro nacional, y el Cali y Valle del Cauca la situación se agrava con cada día que pasa. Se han reportado enfrentamientos entre civiles y fuerza pública, al igual que disturbios contra los integrantes de la Minga indígena que mantiene bloqueadas las principales vías de acceso al departamento.

Estos hechos están teniendo fuertes afectaciones económicas en todo el país. En Cali se reporta desabastecimiento. Sin embargo, a pesar de la difícil situación que se vive, la Dimayor continúa programando partidos correspondientes a los cuartos de final de la Liga Betplay.

El alcalde de Palmira, Óscar Escobar, ciudad donde está ubicado el estadio del Deportivo Cali, declaró en una entrevista con Blu Radio "pareciera que la Dimayor entendiera la gravedad de lo que está pasando en el municipio, bloqueado desde hace varios días por las manifestaciones".

El partido de vuelta por los cuartos de final de la liga entre el Cali y Deportes Tolima fue programado para el viernes 14 de mayo, pero la situación del departamento hace imposible que pueda jugarse el encuentro.

Vea también: La pelota aún no rueda en Bogotá: Alcaldía mantiene cerrados los estadios

"No hay como pensar en fútbol en una situación de desabastecimiento como el que estamos teniendo”, declaró. En la misma tónica se encuentra la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quien mantiene cerrados los estadios de la capital "“El fútbol estaba suspendido y sigue suspendido. Si no tenemos capacidad para la vida, menos para el fútbol. Tengamos un poquito de sensatez y sentido de las proporciones”, fueron las palabras de la mandataria de la capital.

La Dimayor y la Conmebol continúan insistiendo en que los torneos se jueguen. Por un lado, buscan que la liga local pueda concluir, teniendo ya equipos clasificados a semifinales. Por el otro, Conmebol ha continuado jugando sus partidos correspondientes a Copa Libertadores y Sudamericana, programando a los equipos colombianos a jugar como locales en Paraguay y Ecuador.

Añadido a esto, la Copa América empezaría en 32 días en las sedes conjuntas de Colombia y Argentina. Sin embargo, Conmebol tendrá reuniones de emergencia esta semana para evaluar la organización del torneo en otros países. Paraguay y Chile suenan como las posibles alternativas. En Argentina, la situación de los contagios de Covid-19 no permitiría que se realice el torneo garantizando la salud de los equipos, y en Colombia este mismo factor y el caos de orden público imposibilitarían la organización.

Leave a Reply

Your email address will not be published.