Defendamos a Medellín de Quintero: Por Juan Espinal

En 2019 cuando ganó la Alcaldía Daniel Quintero, como dicen en mi pueblo Jericó, “echémonos la bendición y esperemos a ver qué pasa”. Efectivamente pasó lo que todos imaginamos; mal gobierno, burocracia administrada desde Bogotá, contratación directa, debilitamiento de la institucionalidad y siembra de odio de clases, al mejor estilo de su mentor, el señor de la bolsas.

Hace unos días en Medellín instalamos con la Senadora Paola Holguín, algunas vallas, con el mensaje “Defendamos a Medellín de Quintero” así lo hacemos y lo continuaremos haciendo, porque esta raza, este pueblo paisa se respeta. Nuestra ciudad está en riesgo, la institucionalidad va en caída libre, los procesos de la Alcaldía se frenaron, se puso en riesgo a Hidroituango que va a generar el 17% de la seguridad energética del país, la alimentación de nuestros niños a la deriva, los instructores del Inder son extrañados por nuestros abuelos, el Gobierno corporativo de EPM ha desaparecido, la institución se politizó, Ruta N con tres gerentes en dos años de gobierno, la EDU con un déficit fiscal de 8 mil millones, y la sede de la cuarta revolución cerrada. Al parecer las vallas fastidiaron un poco y algún criminal de esos que solo trabaja a la sombra las vandalizó.

Nuestra ciudad no vivía tanta incertidumbre desde los tiempos de Pablo Escobar, pero de nuevo vamos a demostrar de qué estamos hechos los paisas, la resiliencia es un valor supremo que nos caracteriza, somos una raza de berracos, arrieros, campesinos, silleteros, y de grandes empresarios.

Quiero que recordemos que en los años 80 cuántos se fueron del país por culpa del narcotráfico, pero también recordemos a miles de empresarios valientes que se quedaron construyendo país, en medio de la inseguridad, pescas milagrosas y los bombazos.

Llegó el momento de unirnos los antioqueños, no se trata del futuro de un partido político o un candidato; porque lo que está en juego es Medellín, nuestra ciudad; fajardistas, fiquistas, independientes, uribistas, gremios, academia y ciudadanos vamos a revocar a Quintero, y con ello a recuperar la institucionalidad y la relación fraterna que ha existido entre Estado, empresa, academia. Unidos defendamos a nuestros empresarios, a grandes, medianos y pequeños, defendamos nuestro legado y dignidad. Ojo nos quieren dividir, para hacerle el juego a Petro, el hombre en la sombra, que desde su lujosa casa a las afueras de Bogotá, atiza el odio y pretende implantar el comunismo en Medellín.

Estamos listos como equipo, con firmeza y convicción, vamos a defender a Medellín de Quintero y a Colombia de Petro. Nos verán en las calles como nos gusta hacer la política, con Suela, Saliva y Saludo, invitando a votar por el SÍ a la revocatoria; por eso convocamos a los medellinenses para que unidos lo logremos, recuperemos lo que el mal gobierno de Quintero ha destruido, recuperemos la dignidad de nuestras instituciones.

Es ahora o nunca. Luchemos por esta revocatoria, para no lamentar haber perdido nuestra democracia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.