¿De verdad todavía planean hacer la Copa América en Colombia? : Por Nicolás Morales

Nicolás Morales

Como aficionado del fútbol y el deporte, nada que me gustaría más que ver el certamen realizarse y disfrutar del lindo espectáculo, pero no, la situación no está para ponerse a jugar fútbol. "Pongan huevos", "métanle garra", "suden la camiseta", esas expresiones que amamos gritar y escuchar en los estadios, son las que toca gritarle al gobierno para solucionar la crisis actual del país. El fútbol puede esperar.

En medio de la crisis que vive el país, lo último que pasa por la cabeza de las personas es el fútbol. Sin embargo, la realidad es que encima del país está orbitando una Copa América que viene aplazada desde hace un año por la crisis que generó la pandemia del Coronavirus. Oh sorpresa, esa crisis sigue ahí, más fuerte que nunca en Colombia, y ahora hay que sumarle la terrible situación que vive el país. Protestas sociales, abusos de autoridad, vandalismo, enfrentamientos entre civiles y fuerza pública, esto sin mencionar los cierres de diferentes ciudades por cortesía de bloqueos en las principales vías. Mejor momento para realizar una Copa América no hay ¿cierto?

Lo peor de todo es que todos estos hechos están ocurriendo mientras Colombia atraviesa el peor pico de la pandemia. A los aficionados del fútbol nos encantan las estadísticas y los números, entonces acá les dejo algunos: el número de fallecidos diarios es casi 500, en el país ya hay un total de 77.854 muertos, y 95.078 casos activos. El virus está goleando a los colombianos en este momento. A pesar de que la vacunación avanza, no llega a todos los territorios del país. Al menos en Bogotá, las jornadas de vacunación y tomas de muestras PCR fueron suspendidas unos días la semana pasada a causa de los bloqueos en la ciudad. Las UCI de Bogotá están al 95% de ocupación, con casi 5000 casos diarios. Ahí les dejo las estadísticas.

Y cómo olvidad las otras cifras, aquellas reportadas durante estas semanas de paro nacional. Tengan más números, señores estadísticos: más de 200 víctimas de presunto abuso policial, 11 víctimas de presunto abuso sexual, 47 muertos en las protestas (cifras hasta el 6 de mayo). Sumemos a esto las cifras que han dejado las jornadas de protestas en Bogotá. 500,000 personas se encuentran afectadas por los daños a Transmilenio, 52 estaciones no están operando, más de 500 buses tuvieron algún tipo de vandalismo. Acá faltan una cifras, las de la cantidad de millones de pesos que se deben estar perdiendo a causa de los bloqueos en las ciudades.

Hay enfrentamientos en las calles, Cali está en caos total y el presidente solo hizo presencia unas horas en la madrugada del 10 de mayo. Cito palabras del presidente refiriéndose a la Copa: "se han jugado los torneos locales en Argentina, Colombia, Ecuador, Brasil, Perú, ya tenemos experiencia en los protocolos […]. Lo que me ha transmitido el ministro Lucena (ministro del Deporte) es que la Copa se va a hacer y se hará en los dos países". Acá hay negligencia total a la situación social. Si, está bien que le pare bolas a los protocolos de salud, pero la situación del país no permite que se pueda realizar un torneo, el palo no está para cucharas, como se dice popularmente.

En las últimas semanas, los equipos de fútbol colombianos que disputan torneos internacionales han tenido que jugar sus partidos como locales en otros países, porque la situación de Colombia no permite que se pueda jugar fútbol acá. Vimos apariciones especiales de equipos inéditos como el Independiente Santa Fe y Atlético Nacional de Asunción, al igual que al Atletico Junior de Guayaquil la semana pasada, forzados a jugar por fuera del país por el caótico estado en el que está Colombia ¿cómo es posible que insistan aún en jugar la Copa América a 33 días del arranque oficial en medio de este panorama?¿de verdad el Gobierno todavía cree que esto es posible organizarlo en Colombia? Les dejo la reflexión a ustedes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.