Las reflexiones de Íngrid Betancourt en el encuentro de la Comisión de la Verdad

Ante algunos exintegrantes de las FARC, la política colombo francesa dejó un mensaje de paz pese al daño que le ocasionó su secuestro.

Este miércoles, en un encuentro organizado por la Comisión de la Verdad, se reunieron algunas personas que fueron secuestradas por el grupo guerrillero con sus victimarios, entre ellos quien fuera su último comandante, Rodrigo Londoño ‘Timochenko’. Fue un espacio en donde cada quien, desde su posición, expresó sus denuncias y reclamos.

El primero en hablar fue Londoño, quien suplicó perdón, reconoció tratos inhumanos, expresó vergüenza y aceptó la muerte de varias personas secuestradas. Además, que comprendía plenamente a quienes no quieran aceptar sus disculpas.

Luego, la ex senadora manifestó la tristeza y dolor que sentía ante la falta de empatía de los exguerrilleros, a quienes les recriminó que, por lo menos a la vista, no se les evidencia ningún tipo de arrepentimiento, y que tanto ella como todas las víctimas piden mucho más que palabras de pesadumbre. “Volver a ser humanos es llorar juntos”, dijo.

Por otra parte, Betancourt, que estuvo más de 6 años privada de la libertad, insistió que el mensaje que quería dejar, recordando lo que a ella y a más de 37.000 secuestrados les sucedió, no es el de venganza, sino por el contrario de entender el pasado para no repetirlo.  

Por último, Betancourt le dijo un recado a los exFarc, y es el de dejar de hablar desde la política y que empiecen a hacerlo desde los sentimientos, desde el corazón, evocándoles el dolor que causaron física y mentalmente tanto a victimas directas como indirectas.

Leave a Reply

Your email address will not be published.