La derecha y sus nuevas dinámicas. Por: Jesús Mora Diaz

Después de conocidos los resultados de la primera vuelta presidencial, el pasado domingo 29 de mayo, las fuerzas políticas que confluyen bajo los ideales de derecha, sabían que se avecinaba un panorama poco alentador y de incertidumbre.

Pues claramente en la baraja de candidatos solo quedaba un populista moderado y un socialista cobijando sus ideas, bajo el manto de populismo. Limitando de manera transcendental la participación política de la diestra.

Siendo así las cosas, queda más que claro que la dinámica política de Colombia estaba enmarcada en dar un vuelco, bien fuese con Rodolfo ó en el peor de los casos como aconteció, Petro.

La disminución del caudal electoral en las pasadas elecciones legislativas, el no poder establecer el posicionamiento de una figura clave, con la capacidad de aglutinar y personificar el verdadero sentir de las bases, permitió el detrimento de ideales y mostró una imagen endeble ante opositores, que se valieron de estas para engrosar su poderío.

La izquierda logró su cometido, el triunfo de manera cobarde y denigrante, por parte de la izquierda, pues se valieron de cualquier artimaña y señalamientos mediáticos sin estos reposar bajo la sobra de la verdad, pero que a la final cautivaron oídos de incautos, permitiendo así, manchar el nombre de figuras como Federico Gutiérrez, última ficha que quedaba en el ajedrez político.

Asimilada la derrota y dando legitimidad al proceso Democrático, en el cual ganó Petro y toda su piara corrupta, pero donde indiscutiblemente perdió Colombia. Queda entonces en evidencia que el panorama político es claro, los únicos que nadarán contra la corriente, en aras de brindar las garantías de libertad e institucionalidad son los partidos Centro Democrático y Conservador, los demás se dedicarán engrosar las nómina de lujo que dará vida al film "Mermelada 2.0"

Partidos que se deleitan con la mermelada como Liberal, Cambio Radical y La U, poco le importará el resto del país, después que ellos estén abarrotados de burocracia y den rienda suelta a la politiquería que carcome a este país. Petro deberá pagar un constó muy alto por tener a estos partidos de su lado, le será necesario ir en contra via de principios que defendía en campaña.

Por consiguente, es de carácter imperativo, que nazca una figura de contrapeso y tome la voceria de la oposición en el Congreso. A mi parecer claramente ese no es Rodolfo Hernández, pues él no es político, no se sabría mover y descifrar el andamiaje corrupto que cobijará a Petro y los partidos de gobierno.

En consecuencia con el historial de participación y defensa de ideales de derecha, creo de manera vehemente que no existe otra figura que pueda enajenarle ó siquiera equiparar  el liderazgo de la senadora, Maria Fernanda Cabal.

Es tarea de todos los patriotas rodear a Cabal, difundir el mensaje y así fortalecernos como partido y corriente política. No podemos olvidar que alguna vez ya fuimos oposición, ante el gobierno Santo, de allí salimos fortalecidos y montamos presidente, la historia se vuelve a repetir, pongamos en práctica las enseñanzas impresas en el legado del expresidente Álvaro Uribe, allí está la clave del éxito para los días por venir de la derecha.

Leave a Reply

Your email address will not be published.