José Félix Lafaurie, un verdadero patriota. Por: Jesús Mora Diaz

El patriotismo podría simplificarse como el sentimiento de afecto u arraigo que expresa un ciudadano hacia su nación y todo ese andamiaje de acciones que así lo avalen. Para muchos ilustres, este es un sentimiento, por ende, intangible. Es de domino público aquella salvedad, de que toda regla tiene su excepción, y así aconteció en este caso, pues José Félix Lafaurie personifica de manera tangible y fidedigna el concepto de patriotismo.

Lafaurie en medio de su actuar en los escenarios públicos ó privados, siempre ha mostrado un proceder prístino y simetría en su discurso, prueba fiel de esto ha sido su arduo trabajo en defensa y procura del sector ganadero.

No es invento mío, ni mucho menos una publicidad, se debe otorgar el mérito a quien corresponde, es por tanto que el nombre de José Félix Lafaurie debe ser laureado, no solo entre aquellos hombres y mujeres quienes profesan ese amor profundo por la actividad ganadera, Lafaurie trascendió y llevo su defensa y gallardía en aras de salvaguardar la patria.

Sus postulados bajo la bandera de la verdad envían un aire de aliento a quienes profesamos amor por esta patria y nos alienta a seguir en pie de lucha por la democracia y libertad, en contra parte esa misma brisa de elocuencia que genera Lafaurie, descubre las falacias que oculta la izquierda bajo un manto populista y de odio social.

A razón de su batallar con ahínco por las justas causas e impulsor de las libertades, José Félix se ha un merecedor de los hijos nobles de Colombia, pero ese amor y admiración que despierta entre muchos, ha sido causal para que la izquierda lance constantemente una red de falacias en aras de capturar incautos, para convertirlos en idiotas útiles.

Estas letras quizás no estén a la altura meritoria para un soldado de tal envergadura, pero sentía que era mi obligación exaltar y darle la connotación de agradecimiento correspondiente a un hombre de tal talante, el cual está casi extinto u oculto entre quienes lo tienen, por temor a ser señalados, pues la izquierda ahora funge como dueña y señora de la verdad y quien piense diferente será llevado al paredón de un repudio progre.

Quiera Dios y en beneficio de esta patria, que el sentir patriótico que habita en José Félix Lafaurie se viralizara y contagiara a muchos más colombianos, muy seguramente si esto pasa nuestro porvenir será mucho mejor.

Leave a Reply

Your email address will not be published.