El as bajo la manga de Cambio Radical

Noviembre se avecina y las elecciones se agudizan. Desde este momento en adelante, no se espera que vayan llegando más candidatos a la contienda, principalmente en el escenario actual donde hay más opciones que nunca, y donde destacarse entre la multitud costará más que en anteriores ocasiones. El Centro Democrático ya tendrá candidato antes de diciembre, el Partido Conservador parece que se inclinó por David Barguil, la U es de Dilian Francisca Toro, el Partido Liberal se fue con el que parece su única opción, que es Alejandro Gaviria, y el Partido Verde y el Nuevo Liberalismo están casados con la Coalición de la Esperanza. Curiosamente, de los partidos fuertes del país, Cambio Radical brilla por su ausencia.

En esta etapa de la carrera, los partidos necesitan una cara presidenciable. Esto no se debe únicamente al interés de contar con la cabeza del gobierno nacional, sino que también ayuda a impulsar y brindarle mayor relevancia a los candidatos que se lancen al Congreso. Un partido sin candidato se percibe como débil entre la opinión pública y ciertamente afectara los resultados de marzo. Por esa razón, queda la duda: ¿Qué está planeando Cambio Radical?

Lo extraño de la situación de Cambio Radical no se debe por una escasez de opciones. El líder natural del partido, German Vargas Lleras, insiste en confundir a las personas sobre su candidatura. Aunque su derrota en el 2018 fue contundente, en el último año ha usado sus columnas oportunas para crear cierto anhelo de varios electores por su vuelta al ruedo. Sin embargo, su participación en política ha sido muy poca, y si se llegara a lanzar, sería un contraste drástico con la campaña anterior, ya que la otra estuvo anunciada desde su nombramiento como vicepresidente y la actual no dejaría de sorprender. La gran ventaja que tiene Vargas Lleras es que es dueño del aval: en cualquier momento que quiera, dentro del plazo reglamentario, se podría lanzar, así que no tiene el afán que si está acechando a otros candidatos.

Por el otro lado, está Alex Char. Aunque el exalcalde barranquillero no siga en el partido, sigue teniendo a mucha gente suya, en particular la gran mayoría de los miembros costeños. Ha habido rumores sobre disputas entre Char y Vargas Lleras, pero la política es dinámica, y si un peso pesado como Char puede representar al partido en las elecciones, no habría ningún problema en llegar a un consenso. Sin embargo, por el lado de Char no se ve mucha actividad, por no decir nada en absoluto. Más allá de unos videos entregando ayudas a familias durante la pandemia, el barranquillero no se ha pronunciado sobre nada en sus redes sociales. Puede que su silencio parezca una falta de interés ante la opinión pública, pero sigue habiendo tiempo para una aparición inesperada, si es que existe la voluntad.

La tercera opción, tal vez la más posible, es la de lanzar al ya candidato independiente, Enrique Peñalosa. Es una alianza que beneficia a ambas partes, ya que le ahorra el esfuerzo de recolección de firmas al bogotano, y le da una cara presidencial al partido y sus candidatos al congreso, que están buscando figurar más en la carrera. Además de eso, se complementan bien: le brindan a Peñalosa el apoyo nacional que no tiene, especialmente en las regiones, y el ex burgomaestre bogotano de alguna manera le mejora la imagen al partido, atrayendo votos de opinión y opacando la imagen politiquera que se le ha otorgado.

Ya varios candidatos han pasado por su momento de fama durante de la contienda y después se regulan: Federico Gutiérrez, Alejandro Gaviria, Juan Manuel Galán, Rodolfo Hernández y ahora María Fernanda Cabal. Esto pasa durante las primeras semanas después de que anuncian su candidatura, pero terminan cayendo en las encuestas porque los electores todavía no se quieren casar con nadie. El candidato que vaya sacar Cambio Radical, porque sí va tener uno inevitablemente, llegará fortalecido y con las herramientas necesarias para llegar a la segunda vuelta. En la política se dice que lanzarse muy pronto es asegurar una derrota: ¿cuál de los tres será su as bajo la manga?

Leave a Reply

Your email address will not be published.