Cardenal usó fondos del Banco Vaticano para comprar propiedades de lujo en Londres

Giovanni Becciu, ex colaborador del Papa Francisco, y otras nueve personas deberán responder por el préstamo de 242 millones de dólares que obtuvieron de Credit Suisse, sin autorización de la Iglesia Católica, para la compra de propiedades de lujo en Londres.

Las investigaciones de los movimiento de las cuentas de la iglesia en Credit Suisse comenzaron en el año 2019, justo después de que Suisse Secrets aportara nuevos datos sobre las cuentas de la Santa Sede en Suiza. Los datos revelan que, en primera instancia, en 2013 Becciu, encargado de manejar las finanzas del Vaticano, tomó dinero para inversión “en fondos especulativos extraterritoriales” que resultaron en la construcción de departamentos de lujo en Londres. El crédito fue aprobado en ese año, sin embargo, entre 2014 y 2018 se desarrollaron las obras por un total de 350 millones de euros.

Desde el momento en el que se abrió expediente por el caso, se acusó a Becciu y otros nueve individuos por malversación de fondos y abuso de autoridad. “Yo quiero de todo corazón que sea inocente. Fue un colaborador mío y me ayudó mucho. Es una persona a la que tengo cierta estima, o sea que mi deseo es que salga bien. Pero es una manera afectiva de la presunción de inocencia. Además de la presunción de inocencia, tengo ganas de que salga bien. Ahora, la justicia es la que va a decidir”, dijo el máximo representante de la iglesia en octubre del año pasado. Además, cabe recordar, que el mismo Francisco fue enfático en que la corrupción "es la gangrena del pueblo".

Jorge Bergoglio, en su entrevista con la radio española el año pasado, dio a conocer cómo comenzó el caso. “Todo empezó con dos denuncias de personas que trabajan en el Vaticano y que en sus funciones vieron una irregularidad. Hicieron una denuncia y me preguntaron “¿qué se hace?” Yo les dije: si quieren ir adelante tienen que presentarlo al fiscal. Era un poco desafiante la cosa, pero eran dos personas de bien, estaban un poco acobardadas y entonces como para darles ánimos metí mi firma debajo de la de ellos. Para decir: este es el camino, no le tengo miedo a la transparencia ni a la verdad. A veces duele, y mucho, pero la verdad es lo que nos hace libres”.

Actualmente, investigación está actualmente en juicio y Becciu negó cualquier acto indebido o delictivo y por ello su defensa ha llevado el caso a nuevas instancias. “Su Eminencia se encuentra actualmente, en contra de su voluntad y en protesta por su máxima inocencia, bajo juicio en un proceso penal del Vaticano. Por lo tanto, está llamado a defender su honor y honestidad dentro del juicio antes que en cualquier medio de comunicación, siempre y cuando el juicio comience, luego de que los muchos errores procesales del Promotor de Justicia provocaron un retraso significativo en el tiempo, impidiendo así el derecho de un presunto inocente a ser juzgado en un plazo razonable”, indicaron sus abogados. La defensa ha indicado que las cuentas que manejó el funcionario del Vaticano "no eran suyas".

Leave a Reply

Your email address will not be published.