¡Caída en picada! La devaluación de James Rodríguez desde 2014

El volante colombiano James David Rodríguez, nuevo jugador del Al-Rayyan de la Liga de las estrellas de Qatar, actualmente tiene un valor de mercado de 28 millones de euros, siendo el cuarto colombiano jugador más caro a nivel mundial. Sin embargo, es el valor más bajo que ha tenido desde que llegó a la élite del fútbol europeo luego del Mundial Brasil 2014.

Tras una competición casi perfecta para el colombiano, en la cual se llevó el premio al mejor jugador del torneo en el 2014, el Real Madrid decidió comprar al jugador quien se encontraba en el Mónaco, por un precio de 75 millones de euros. Una inversión que durante su primera etapa fue muy buena, ya que bajo la dirección técnica de Carlo Ancelotti, el mediocampista de la selección Colombia llegó a un valor top de 87 millones de euros, cifra que solamente disminuiría en los siguientes años.

Tras la salida del técnico italiano y la llegada al banquillo de Rafa Benítez, y luego del exjugador Zinedine Zidane, el colombiano tuvo menos oportunidades de demostrar su potencial. Tanto así que en el año inmediatamente siguiente su valor de mercado ya había disminuido incluso menos de lo que el Madrid había pagado por él, teniendo en ese momento un valor de 72 millones de euros en el 2016.

En las dos temporadas siguientes jugando cedido por el club blanco al Bayern Múnich, el colombiano tuvo valor incluso menor al del año inmediatamente anterior, llegando a los 60 millones de euros, y tan solo un año después, este disminuiría a la mitad con un valor entre los 30 y los 40 millones. Razón, por la cual, además de la falta de oportunidades en el equipo merengue, fue vendido al Everton por un precio de cero.

Aunque muchos esperaban que esta nueva etapa en el equipo inglés fuera nuevo comienzo para el colombiano; tras una serie de lesiones, la salida del técnico Ancelotti y la llegada de Rafa Benítez, James ha decidido continuar su carrera en el fútbol árabe, principalmente en el país de Qatar quién será sede del próximo mundial, algo curioso en el contrato del colombiano es una cláusula en la cual, si el PSG llega a interesarse por él, no existiría ningún impedimento para su salida.

Leave a Reply

Your email address will not be published.