'Blue Origin' completa con éxito la cuarta misión de turismo espacial

Blue Origin de Jeff Bezos lanzó su cuarta misión exitosa de turismo espacial, poniendo otra pluma en la gorra de la compañía que espera hacer de estos viajes supersónicos un pilar de la cultura pop.

Los seis pasajeros, que incluyen un ingeniero de Blue Origin y cinco clientes que pagarón, abordaron su cápsula ‘New Shepard’ el día de ayer jueves 31 de marzo, justo después del amanecer en las instalaciones de lanzamiento de la compañía en el oeste de Texas. Impulsados ​​por un cohete de 60 pies de altura, se elevaron a más de tres veces la velocidad del sonido, o más de 2000 millas por hora. Su cápsula saltó más allá de la Línea Kármán a 100 kilómetros (o 62 millas) de altitud, que es ampliamente reconocida como la altitud en la que comienza el espacio exterior. Y en la cúspide del vuelo, experimentaron unos minutos de ingravidez y, desde su ventana, amplias vistas terrestres.

No está claro cuánto les costó el viaje a los cinco clientes que pagaron. Blue Origin no ha revelado públicamente un precio fijo por asiento, aunque había subastado un boleto por 28 millones de dólares. Pero eso fue por un asiento para viajar junto al propio Bezos, y el ganador de la subasta no terminó yendo. (Sin embargo, está programado que vuele más adelante este año). El competidor directo de Blue Origin, Virgin Galactic, actualmente vende asientos por $ 450,000, por encima de su precio anterior de alrededor de $ 250,000.

Este vuelo estaba programado para incluir a la estrella de Saturday Night Live, Pete Davidson, pero abandonó la misión después de que Blue Origin anunciara un cambio de horario a principios de este mes. La compañía citó la necesidad de pruebas en tierra adicionales en el cohete New Shepard como la razón del retraso.

Gary Lai, que ha estado con Blue Origin durante 18 años y posee varias patentes relacionadas con el diseño del cohete New Shepard, voló en lugar de Davidson y fue el único cliente que no pagó en el vuelo. Los compañeros de tripulación de Lai incluían a Marty Allen, un inversionista y ex director ejecutivo de una tienda de artículos para fiestas; Jim Kitchen, empresario y profesor de negocios; George Nield, ex administrador asociado de la Oficina de Transporte Espacial Comercial de la Administración Federal de Aviación; Marc Hagle, un desarrollador de bienes raíces de Orlando, y su esposa, Sharon Hagle, quienes fundaron una organización sin fines de lucro centrada en el espacio.

La cápsula New Shepard de los pasajeros, que es totalmente autónoma, desplegó columnas de paracaídas después de sumergirse nuevamente en la parte más densa de la atmósfera terrestre y aterrizó con una nube de arena en el desierto de Texas.

FUENTE: El ESPECTADOR

En la transmisión en vivo, se podía escuchar a los pasajeros vitoreando cuando la cápsula aterrizó, y momentos después, salieron de la cápsula, sonriendo y saludando.

"Fue intenso y tuve una pequeña sensación de vértigo", dijo Lai a Sarah Knights de Blue Origin, quien dirige las comunicaciones con los pasajeros durante el vuelo. "Sentí un poco de náuseas, seguro"

Otros pasajeros en la transmisión en vivo describieron la vista como "increíble". "Irreal, simplemente irreal", dijo Allen. "No puedo ponerlo en palabras".

"Fue una experiencia fuera del cuerpo", dijo Kitchen. Describió el espacio exterior como el "negro más negro que he visto en mi vida", y agregó que era "impresionante". Nield lo llamó "la emoción de su vida". "Las imágenes no le hacen justicia", agregó.

Leave a Reply

Your email address will not be published.